Shintō: el camino de los dioses

1

Pese a ser el torii (el tradicional arco de entrada a los santuarios sintoístas) uno de los iconos más universales de Japón, el sintoísmo continua siendo una de las religiones que más curiosidad y misterio suscitan; demostrando que pese a que conocemos los símbolos sintoístas, desconocemos por completo su significado y complejidad.

Para comprender ligeramente la espiritualidad japonesa basta con detenerse en la frase popular: Yaoyorozu no kami (八百万の神), literalmente “8 millones de kami”, la cual pretende expresar la infinita cantidad de dioses que el pueblo japonés ha venerado desde antiguo. En ella no se establece un número concreto, simplemente representa una cantidad inabarcable e incompresible que supera y desborda el entendimiento del ser humano. Seguir leyendo “Shintō: el camino de los dioses”

Anuncios

Yôkai (妖怪) & Yûrei (幽霊)

Fujiwara-Yasumasa-Gekka-Routeki-zu

La irrupción continuada de fenómenos y personajes sobrenaturales en el mundo tangible y ordinario es una de las características más fascinantes y definitorias de la cultura japonesa.

Estos seres fantásticos poseen en Japón un carácter real y concreto, que perdura a través de los siglos de forma inmutable, casi sin variación, y que impregna por completo la sociedad y los mitos actuales.

En este contexto, es curioso cómo desde hace algunas décadas, la filmografía e imaginario Occidental se han ido plagando de una serie de personajes que han pertenecido desde siempre a la tradición japonesa. La fascinación que estos seres despiertan, se debe en parte a la condición misteriosa y atípica que para el hombre occidental supone el desconocimiento de la tradición de la que emergen. Igualmente equiparable a la atracción que en su momento despertó en los sorprendidos occidentales el exotismo de geishas y samuráis. Seguir leyendo “Yôkai (妖怪) & Yûrei (幽霊)”

あるがまま (arugamama)

Niebla

 

Tras décadas de estancamiento económico, desastres naturales concentrados en un corto periodo de tiempo, siendo azotada por tifones de forma periódica y esperando un gran seísmo en el área de Tokio en los próximos años, ¿cómo puede la sociedad japonesa desarrollarse sin caer en el desánimo?, ¿cómo y de qué forma conviven con el desastre?

Encontramos la respuesta en el carácter japonés, basado este en el las cosas son como son o “arugamama” (あるがまま); para qué desperdiciar tiempo y esfuerzo en lamentarse si aún hay tanto que podemos hacer para mejorar.  Seguir leyendo “あるがまま (arugamama)”